Tepic, Nayarit, jueves 27 de enero de 2022

Corrupción, crimen y terror

Carlos Fránquez

21 de Agosto de 2017

*La administración de Roberto Sandoval Castañeda

Si nos atenemos a la percepción pública y a lo vertido por los opositores a su régimen de gobierno la administración de Roberto Sandoval se caracterizó por escandalosos actos de

Corrupción

Los cuales se sustentaron en la enorme cantidad de obra pública realizada y, de ésta, principalmente obras de concreto hidráulico.

Desde su función como Presidente Municipal de Tepic, Roberto aprendió que la obra pública representa grandes beneficios económicos al gobernante que la realiza (Cuenta un chiste de tiempos de la colonia que el Virrey que llegaba –todo miserable-- veía con envidia al que se iba cargado de oro y joyas y le preguntaba cómo hacerle para enriquecerse así sin que autoridad alguna le reclamara. El Virrey, que se subía al barco con baúles llenos de riquezas solo respondía: obra pública, obra pública).

Todo está en conseguir a contratistas a modo que estén dispuestos a participar en licitaciones públicas arregladas. Si durante el desarrollo de la obra el contratista no cumple con el reparto de recursos prometidos,  queda la posibilidad de cancelar el contrato a la brava y realizarla con personal propio. Las contralorías u órganos de fiscalización, con su correspondiente untada no harán absolutamente nada, en caso de quejas de los contratistas afectados. Si estos órganos no aceptaran participar en la corrupción, queda recurrir a la cámara de diputados, donde más de un diputado estará en la gran disposición de colaborar y frenar las observaciones de los fiscalizadores.

Aprendida esa lección en el municipio, a su llegada al poder del Gobierno del estado, Roberto se aplicó en convertirse en el mayor constructor de obra pública en la entidad. Dado que los recursos que corresponden al estado le resultaban escasos, se dio a la tarea de convertirse un gran gestor de dineros en las oficinas del gobierno federal. Miles de millones fueron los que consiguió, ningún millón se fiscalizó puntualmente. En la operación, se dice, muchos de sus allegados se dedicaron a cobrar las mordidas a las empresas ejecutoras o bien crearon empresas para el caso y se convirtieron en los principales realizadores de la obra pública en la entidad. Llama la atención que las cámaras de los constructores no hayan recibido el apoyo de sus representantes nacionales para detener los procesos amañados de contratación de obra pública. En cuanto al

Crimen organizado

Este pasó a ser administrado por el propio poder ejecutivo a través del subprocurador y luego fiscal general del estado. A voces se decía que la delincuencia organizada, principalmente la dedicada a los narcóticos y al secuestro, operaban con toda la impunidad a lo largo y ancho del estado. El arreglo, igualmente generaba grandes ganancias que iban a parar a manos del ejecutivo estatal y sus principales allegados. La paz que vivió Nayarit y que tanto presumía Roberto Sandoval, se decía, era una paz narca en la que los personeros del crimen organizado operan con un territorio repartido, la colaboración de la fiscalía y la complacencia de gobernación, la pgr, el ejército y la marina. Esta mezcla de elementos trajo consigo un régimen de

Terror

La población en el estado vivía con miedo, sentía terror al saber que ningún poder la respaldaría en caso de alguna denuncia. Cada semana surgían nuevas noticias de actos vejatorios. Se decía que las cifras de asesinatos estaban maquilladas.

Una comisión de la verdad creada recientemente está sacando a la luz las tropelías de las que todo mundo hablaba, el robo de tierras, construcciones, locales, amenazas cumplidas, por parte de los poderes del estado, tanto del ejecutivo, el legislativo (al encubrir los actos de corrupción en la obra pública) y el judicial (al hacer caso omiso a los reclamos de justicia por parte de los afectados).

Recién se ha instalado una nueva legislatura estatal integrada mayoritariamente por contrarios al régimen Robertista, la comisión de la verdad les ha entregado relatos de los afectados por la administración del aún gobernante. La sociedad se encuentra molesta y clama justicia.

Así las cosas, esta nueva legislatura estará a la altura de las expectativas locales para llegar a una verdad que ni la actual administración estatal ni federal quieren reconocer respecto a la corrupción, el crimen y el terror que se vive en la entidad o definitivamente habrá que seguir esperando para que la justicia norteamericana siga llamando a cuentas a quienes mucho daño han producido a los nayaritas.

Ahora bien, si todo lo establecido en la percepción de los nayaritas resulta falso, ¿la misma legislatura local será capaz de emitir un “usted perdone” a nombre de todos a Roberto “el constructor”?


Comentarios

© Copyright 2009 - 2022 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina