Tepic, Nayarit, viernes 17 de setiembre de 2021

En mi mente está una aspiración, no una ambición

Oscar González Bonilla

06 de agosto de 2014

La batahola mediática que en nuestro terruño causó los últimos días de julio anterior el registro de Manuel Humberto Cota Jiménez único por la presidencia de la Confederación Nacional Campesina (CNC), poco a poco se diluye ante la falta de competidor que le resta interés a la contienda, pero además porque la candidatura del legislador federal nayarita ha sido blindada por consenso del presidente de la república, Enrique Peña Nieto.

Nadie en sano juicio se atrevió a desafiar un ordenamiento de esa magnitud, razón por la que ahora el senador campesino pasea su enorme figura física por entidades del país de manera tranquila sin adversario al frente. La cargada en todo su esplendor como en el pasado del PRI-gobierno autoritario, desmesurada y melosa acogida al candidato en cada uno de los estados por parte de dirigencia y militancia del sector campesino, apéndice del partido tricolor.

Por estar fuera del solar tarde me enteré de la noticia relacionada a la nueva aspiración del senador Cota. Cuando la leí, no hice más que sonreír porque en columna anterior escribí que con la derrota electoral de Roy Gómez, quien como candidato del PRI fracasó en su intento por ser alcalde de Tepic, se abrían las posibilidades de que Cota alcanzara la candidatura del tricolor a gobernador de Nayarit en 2017, siempre y cuando supiera mover el abanico de influencias políticas en el centro del país.

La posición en la dirigencia de la CNC es parte básica de la carrera hacia la gubernatura de Nayarit, propósito en que ni un ápice ha cejado Manuel Cota. “Estoy en la competencia”, ha dicho. Está en la polla y trabaja por la candidatura, pero al mismo tiempo sostiene que esperará los tiempos, materia que dice dominar, con base a la experiencia, a la perfección. Ha dado muestras de saber llegar a las candidaturas en el momento preciso, para admiración de muchos.

A pesar de la intensa actividad de proselitismo por el país, al senador Cota se le nota relajado al saber con seguridad que la presidencia de la CNC la tiene en la bolsa. Como si la tranquilidad es un estado emocional que atribuye a la prudencia que le otorgan sus 53 años de edad. “Los últimos 23 años trabajados en política con mucha intensidad. En mi mente está una aspiración, no una ambición; lo segundo divide y Nayarit no está para esas condiciones”, ha manifestado sin rubor.

Cota ha sido criticado por ser campesino nylon, igual que en el pasado se le reprochó con el mismo calificativo a Celso Humberto Delgado, quien fue gobernador de Nayarit en el periodo 1987-1993 abanderado por la Confederación Nacional Campesina. Éste fue hijo del músico Celso Delgado Barrera, oriundo de San Pedro Lagunillas, y de doña Trini Ramírez, nacida en Pantanal, municipio de Xalisco. Mientras tanto, Manuel Humberto es hijo de un ferrocarrilero y de la señora Irene Jiménez (qepd), trabajadora del hogar. Celso cuando menos medio huele a rural, pero Cota ni siquiera eso. En Nayarit un solo campesino, de esos que se parten el lomo para hacer producir la tierra, puede decir que a ninguno de los dos lo conoció en el surco.

Pero lo anterior que importa, para dirigir a la central campesina priista no es exigencia presentar certificado de derechos agrarios y con él ratificar que es ejidatario o sucesor preferente. No. De lo que se trata aquí es controlar con base en la actividad política a miles de campesinos que agrupa uno de los pilares importante del Partido Revolucionario Institucional, y el senador Manuel Humberto tiene perfil de sobra. Pero reavivar la fuerza que representan los hombres del campo será un esfuerzo de titanes, reconoce el propio Cota Jiménez después de doce años de gobiernos panistas que a la organización campesina priista redujeron a la nada.

En reciente actividad de proselitismo Manuel Cota, tepiqueño de origen, manifestó que los siete millones de votos aportados por los campesinos al triunfo de Enrique Peña Nieto permitieron liberarse de la lápida que cargamos los mexicanos en la docena trágica. Aludió además al propósito de recuperar las fortalezas productivas del campo de México, desmantelado y empobrecido por el mayúsculo error de haber abdicado a su desarrollo y modernización. Enseguida destacó que México paga hoy con dependencia alimentaria, con pobreza, con desigualdad social, por el abandono a los campesinos, a los productores del campo y a las familias de la sociedad rural mexicana.

Cota ha aprendido. Según el decir del doctor Lucas Vallarta Robles, al que muchos consideran padre putativo de Manuel Cota, cuando menos en lo que a política se refiere, en la presidencia de la CNC estará en posibilidad de resolver la gran mayoría de los problemas del campo, muchos hoy estancados. Confía en que saldrá a flote, pues en su experiencia carga haber sido coordinador de 80 diputados priistas del sector campesino en la anterior legislatura de la cámara de diputados federal, y en la actualidad como presidente de la comisión de Agricultura y Ganadería del senado. “Ha logrado una vasta cultura sobre conflictos agrarios y problemas de productores agrícolas, pero también amplios conocimientos para su solución”.

Cota expresa su confianza de que con la reforma profunda al campo del presidente Peña Nieto se hará realidad una de las más ambiciosas reformas estructurales en que se empeñe cualquier país.

Con Manuel Humberto Cota Jiménez en la presidencia de la CNC, ¿será posible rescatar a los condenados de la tierra de décadas de abandono y uso electorero? De su buen desempeño dependerá estar al borde de la candidatura priista al gobierno de Nayarit en 2017, pese a que enfrentará la tozudez del actual gobernador Roberto Sandoval por imponer candidato. Si para la fecha hay demasiada tirantez, sin llegar a acuerdo entre las partes, pudiera surgir la figura de Raúl Mejía González como tercero en discordia. Y entonces sí, agárrense hijos de la chingada que ahí viene el neycismo.

Comentarios

© Copyright 2009 - 2021 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina