Tepic, Nayarit, jueves 27 de enero de 2022

Obesa modorra de alcalde

Oscar González Bonilla

17 de agosto de 2013

El ingeniero Héctor González Curiel, motejado como “El Torito”, dejó entrever lo den por muerto en lo que a política se refiere, y en buen romance añadió que no buscará candidatura (suponemos del PRI) a nuevo cargo de elección popular.

Está cerca el proceso electoral intermedio de 2014, cuya iniciación será en enero venidero toda vez que el Congreso del Estado así lo declare.

Aunque en la clase política nayarita negar la participación por alcanzar candidatura en el fondo quiere decir que sí, y viceversa. Sin embargo, en los decires de Héctor González Curiel, aprendiz de político, hay franqueza porque bien sabe que como presidente municipal de Tepic ha sido un fracaso.

Vanos han sido todos sus esfuerzos por encontrar cuadratura al círculo, producto de su escasa capacidad política y administrativa para dirigir una entidad como lo es el Ayuntamiento de Tepic, tan necesitado de un presidente inteligente, culto, audaz, carismático, honesto, conocedor de la ciencia política y echado para adelante.

Atributos muy ajenos a Héctor González Curiel, quien en estos dos años de gobierno municipal ha escudado su ineficiencia en la escasez de recursos económicos, afectando así funciones y servicios públicos municipales. Cero obra pública, imaginación y atrevimiento más bien cosméticos han sido sus quehaceres que paupérrimos beneficios arrojan a los más de 400 mil habitantes de los medios urbano y rural del municipio.

Como es el caso, sólo para citar un ejemplo del buen número que de ellos existen, de salir montado en bicicleta a hacer un recorrido con el propósito de analizar las posibles rutas para la construcción de una ciclovía, programa que con anterioridad había anunciado el gobernador Roberto Sandoval se realizaría. Pura memez.

Para efecto de promoción en los medios, Héctor González Curiel se cuelga de actividades oficiales que en el municipio de Tepic con mucha frecuencia realiza el gobernador Sandoval, quien no sólo ha resultado tablita de salvación del tonel alcalde en el renglón de obra pública, sino redentor en materia de finanzas, son en buen número las veces que lo ha sacado de apuros presupuestales, hasta para pagar nómina.

Héctor González Curiel nada de muertito, aparenta hacer trabajo, pero en realidad poco o nada hace. De plano ha dejado la responsabilidad en Roberto Sandoval, cuyo gobierno en la actual época de lluvias hasta de bachear las calles de la ciudad se encarga, no digamos de grandes obras de vialidad, introducción de sistemas de drenaje, agua potable y alcantarillado, puentes peatonales, pavimentación, entre otras muchas.

Roberto Sandoval ha declarado estar convertido en presidente municipal de Tepic, además de gobernador, por segunda ocasión. La primera fue de 2008 a 2011, periodo donde tuvo serias dificultades para administrar debido al escasísimo apoyo recibido por parte del gobernador Ney González, muy a pesar de que de éste era  responsabilidad política. Como no hizo obra que pretendió, Roberto intenta resarcir al municipio con buenas construcciones. Pero además el cargo de conciencia de haber heredado deuda por 600 millones de pesos, desea superar con la inversión en obra pública para Tepic por casi dos mil millones de pesos.

En el segundo año de gobierno, termina el 17 de septiembre venidero, el alcalde Héctor González Curiel se ha dedicado más a moldear su figura física, empeño en que logró contagiar a su esposa. El exceso de carnes era evidente, había que lucir formas ágiles para la foto, razón más que suficiente para recurrir a la dieta, el ejercicio y, porque no, a la liposucción. ¿Por qué hasta que están en el servicio público recurren a este tipo de atención médica? ¿Por qué hasta entonces se dan cuenta de su obesidad?

Por negligencia o dejadez, Héctor González Curiel ha permitido desorganización entre funcionarios del Ayuntamiento de Tepic, amén de actos de corrupción convertidos en el pan nuestro de cada día. Todo el mundo está enterado de la deshonestidad en algunos servidores públicos, solo el alcalde no, o se hace, o hay connivencia.

Una voz autorizada para hablar sobre el asunto es Águeda Galicia Jiménez, la secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM), quien argumenta:

“En distintas dependencias del Ayuntamiento de Tepic hay titulares que se están robando el dinero que ingresa, unos con permiso del alcalde y otros a sus espaldas. En todas las dependencias donde entra dinero, los jefes meten la mano”.

El irregular suministro de agua potable en casi la totalidad de colonias de Tepic ha enardecido a miles de habitantes de la ciudad. En más de 30 años no habíamos vivido la continua escasez del líquido en casa.

Esta última, entre otras muchas circunstancias negativas, hacen pensar que el ingeniero Héctor González Curiel jamás de los jamases debe ser candidato del PRI a otro cargo de elección popular. Con “El Torito” está garantizada la derrota, mejor es que se haga a un lado.

Comentarios

© Copyright 2009 - 2022 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina