Tepic, Nayarit, jueves 27 de enero de 2022

Agresión a periodistas

Oscar González Bonilla

09 de agosto de 2013

Más con sorpresa que cualesquiera otras cosas recibí información sobre el cese de Armando Fránquez Villaseñor y Omar G. Nieves como director ejecutivo y reportero del periódico Express de Nayarit, respectivamente.

Inicialmente mi atención se enfocó al escrito en redes sociales distribuido por Omar G. Nieves, quien en su despedida del diario que forja opiniones, entre otras cosas señaló:

“Muchas gracias a quienes me siguieron durante 13 años en el periódico Express Regional. Gracias a mi ex tinto patrón, don Edgar Arellano, "El Pipiripau", por haber defendido la libertad de expresión contra los abusos del poder que se cometieron cuando él dirigió la empresa.

“Por razones personales, omitiré decir el origen trivial e ignominioso que fue la causa de mi despido. Me da más vergüenza a mí, que a quienes orquestaron todo esto desde las más altas esferas del poder estatal. No culpo al Express, quede claro. Entiendo que a veces las personas con un puesto de responsabilidad, actúan por instinto, por el instinto de sobrevivir”.

El comentario que supuestamente exacerbó los ánimos de quienes dirigen el poder estatal en Nayarit,  apareció publicado en una columna nombrada Entremés, cuya autoría es de Omar G. Nieves, y es como sigue:

“Y sin más que entretenernos en las banalidades que desganan en el sur, nos pasamos al ámbito estatal donde Roberto Sandoval se exhibe como el San Diego de Nayarit en una cabalgata donde reparte dinero y come con los pobres; una práctica, la del gobernante populista que se le está haciendo costumbre y que lesiona el estado laico.

“Así es, desde su triunfo, el gobernador –así, con carácter oficial- ha violentado reiteradamente el artículo 25 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. Una disposición que prohíbe a todos los servidores públicos, especialmente los de alto rango, la de participar en actos religiosos de cualquier tipo.

“Hay, sin embargo, un eximente de responsabilidad muy importante: la de profesar la fe o religión que más le convenga. Un derecho humano que está inclusive por encima de la Constitución.

“La cuestión ahora es: ¿Hasta dónde es consciente Roberto Sandoval de que su fe católica lo induce a predicar desde su papel de mandatario montando a caballo y tremolando un estandarte de la virgen de Guadalupe? Sí nadie le puede obligar a suprimir las peregrinaciones que efectúa desde el ejercicio del poder porque tiene un cargo de consciencia ¿Se persuadirá de lo que dijo Jesús sobre el tipo de oración y predicación que Dios aprueba cuando habló en el conocido Sermón del Monte de hacerlo “en secreto”? ¿Y qué dirá sobre el trato que le dio a los escribas y fariseos que gustaban de exhibirse y ocupar los lugares más prominentes para ser vistos por los hombres? Bien  le convendría al señor del sombrero aprender la lección que dio Joseph Ratzinger”.

Armando Fránquez Villaseñor, el otro de los perjudicados por una decisión absurda y arbitraria, con base en la enorme carga de experiencia en la práctica del ejercicio periodístico, la responsabilidad del trabajo serio y acucioso, así como el caudal de conocimientos adquiridos en la academia, ha callado, optó por el sensato silencio. Es muy probable que Express haya decidido deshacerme de Fránquez al aprovechar el río revuelto.

La versión de personas involucradas en este embrollo, sostienen fehacientemente que la decisión del cese fulminante partió directamente del gobernador Roberto Sandoval. Sobre ello tengo profundas dudas, el mandatario estatal no es de ese talante, hasta este momento públicamente no se sabe de actitud intolerante hacia medios de comunicación, más bien se le conocen manifiestas posiciones de respeto a la libertad de expresión y el derecho a la información.

Sin embargo, muy grave es para los medios de comunicación en su conjunto que el gobernador Sandoval haya intervenido para la toma de decisión que no depende de la justicia y la razón, sino de voluntad personal caprichosa.

Subalternos, como José Trinidad Espinoza Vargas, titular de la Secretaría General de Gobierno, o de Rodrigo Pérez, responsable de Turismo y Prensa del gobierno de la gente, serán incapaces de tomar decisiones que no les corresponden. Ambos, precisamente presidieron reunión con dirigentes de organizaciones periodísticas locales, donde patentizaron su irrestricto respeto a la libertad de expresión (sólo que sea de los dientes para fuera).

Pero la represión de Estado, concretamente desde el Poder Ejecutivo, contra medios y reporteros no es novedad en Nayarit, ha ocurrido desde siempre. Mi caso es tan solo un ejemplo, en 1994 el gobernador Rigoberto Ochoa Zaragoza (1993-1999) pidió al concesionario del canal televisivo local, XHKG, mi cese como director de noticiarios y conductor nocturno del programa Al momento, en cuya junta para intrigar aportaron su granito  de arena Sigfrido de la Torre Miramontes, Procurador de Justicia, y José Trinidad Espinoza Martínez, Coordinador de Prensa. El administrador de la empresa televisiva, José Inés Cristóbal, frente a mí tan sólo dijo que mis servicios ya no eran necesarios a la empresa ¡A volar con todo y chivas! Como era 28 de diciembre, creí que se me jugaba una broma. No, era cierto.

Hay razón en lo que expone Omar G. Nieves sobre don Edgar R. Arellano Ontiveros “El Pipiripau”, quien en vida me manifestó su decisión de jamás declinar ante los deseos del gobernante en turno por expulsar de su periódico algún reportero, sencillamente porque él jamás de los jamases pidió a  gobernador alguno que cesara a funcionario equis. Hoy con una dirección ñoña, Express da varapalo a dos elementos destacados en el quehacer de la comunicación social. Este periódico está tan entregado, que después de casi año y medio que dejó la gubernatura todavía le guarda fidelidad a Ney González, quien no sólo dio carretadas de dinero, sino le compró maquinaria.

La expulsión traerá como consecuencia que los dos periodistas busquen nuevos horizontes donde proyectar su quehacer cotidiano. Omar G. Nieves, pese a su juventud, tiene agallas, pero además la capacidad suficiente para continuar su exitosa carrera de periodista de opinión, sin descartar análisis crítico al ejercicio del poder público. Mientras tanto, a Armando Fránquez se le presenta la oportunidad de ser requerido por algún medio de comunicación, su labor callada pero de altísima efectividad es garantía de éxito tanto en prensa escrita, televisión o radio. Mi solidaridad y respeto para ellos.

osgobi@hotmail.es

Comentarios

© Copyright 2009 - 2022 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina