Tepic, Nayarit, sábado 25 de junio de 2022

Legislo para beneficio de mayorías, tengo empatía con causas sociales

Oscar González Bonilla

14 de Abril de 2022

Le correspondió suplir durante nueve meses a Roberto Sandoval Castañeda en la presidencia del Ayuntamiento de Tepic, cuando éste, en 2011, al cabildo solicitó licencia para separarse del cargo a fin de competir por la gubernatura de Nayarit como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Georgina Guadalupe López Arias, diputada a la 33 legislatura de Nayarit, narra las dificultades que como militante del PRI tuvo para conseguir objetivos políticos. Acostumbrado a las machincuepas, el partido oficial la registró como candidata a regidora y su nombre apareció en la boleta interna, pero mediante argucias partidistas la joven fue asignada a la posición de suplente del presidente municipal.

Confiesa que llegó al cargo de suplente con cierta experiencia en el servicio público. Empezó en el DIF Municipal mediante solicitud para realizar servicio social. En la unidad jurídica fue asesora, “casi casi iba más a aprender que lo que yo podía asesorar”. Por su capacidad, estudiaba la licenciatura en Derecho en la UAN, se le concedió empleo formal. Fue entonces responsable del programa creador de instancias infantiles. Recorrió una por una las colonias de la ciudad capital con el propósito de encontrar el sitio adecuado para la instalación de hogares temporales para niños.

Las reuniones constantes con colonos, dio a Georgina López Arias la posibilidad de saber la situación social de los asentamientos humanos. “Conocí todas las colonias de Tepic de esa época. En el DIF municipal aprendí mucho”. Vino entonces su incorporación al Instituto de las Mujeres donde ejerció liderazgo en la formación de grupos para las diferentes colonias de Tepic con el objetivo de crear talleres para la enseñanza de diversas manualidades.

Con esa base social, Georgina Guadalupe dice que en ella despertó “el gusanito de participar en política”. Lo hizo desde las juventudes priistas, organización donde contaba con varios amigos, con la perspectiva de alcanzar una posición política “para ofrecer servicio social, para trabajar en beneficio de los demás. Eso es lo que me gustaba hacer. Desde estudiante concebí que la política te acerca a la empatía con causas sociales. Esto fue lo que me impulsó”.

Solicitó anuencia a su señor padre para abandonar el trabajo y entrar de lleno a la política partidista. Obtuvo el visto bueno, no solo de él, sino de toda su familia. Incluso afirma que su papá le prestó una camioneta que utilizó en actividades de precampaña como aspirante a regidora. En ese comienzo le fue mal, no logró la candidatura.

Llegó 2005, Ney González fue designado candidato del PRI a gobernador de Nayarit. A Georgina se le ofreció la oportunidad de incorporarse a hacer proselitismo de campaña, lo cual hizo con mucho entusiasmo. Al triunfo electoral, se sumó al servicio público en el IPROVINAY como jefa del Departamento de Escrituración, encargada de la regularización de lotes en toda la entidad.

Abandona otra vez el cargo. Su interés es intervenir en la competencia interna del partido por la candidatura de regidora al Ayuntamiento de Tepic de nueva cuenta, pero ahora para elección local de 2008. Le hicieron chanchullo y al final la posesionaron como suplente del candidato a presidente del Ayuntamiento de Tepic, Roberto Sandoval Castañeda.

Como suplente hizo campaña al lado del candidato a presidente municipal. “En aquel tiempo las campañas eran de larga duración (seis meses). Me tocó caminar mucho todos los días, desde muy temprana la mañana hasta muy noche, pegada siempre con Roberto Sandoval. Todo el tiempo he sido demasiado entregada a lo que hago, no sé si sea un defecto o una virtud, pero me apasiona mucho todo lo que hago, me entrego al cien por ciento y así lo hice en esa campaña”. El PRI triunfó en esas elecciones de 2008.

La hegemonía que conservaba el PRI en el gobierno de Nayarit, abrió la oportunidad a Georgina López Arias de ser invitada a colaborar en el segundo trienio de la administración de Ney González como directora de Seguridad Pública. “Aunque el cargo suena fuerte para una mujer, en realidad se trataba de ejercer administración de personal, vaya. Se administraba la licencia operativa para la portación de arma de fuego y realizábamos exámenes de control de confianza. Además, otorgábamos permisos de seguridad privada empresarial”. Vuelve a IPROVINAY luego de la renuncia del titular. Se enorgullece por ser quien promovió Ley de Vivienda, aún en vigencia, así como su participación en la concesión de fraccionamientos sociales progresivos, con tal auge que permitieron la fundación de muchas colonias populares en la ciudad capital.

Llegó el momento en el 2011 de la separación de Roberto Sandoval para ir sobre el gobierno del estado. Ella escuchaba versiones en el sentido de que el alcalde saliente pretendía dejar como su suplente a un regidor. Nuevamente a Georgina se intenta desplazar por cuestión de género. “Pero con base en la paridad, demandamos igualdad en el trato”. Exigió su derecho, virtud a haber sido electa como suplente. “Constitucional como legalmente quien lo debe suplir es su segunda de a bordo, ya que se votó por la fórmula, o planilla, integrada también por los regidores. Llego a presidenta municipal a través del acuerdo consensuado”.

Sostiene que la administración de Sandoval no dejó pruebas relacionadas con una posible distracción de recursos públicos durante más de dos años de ejercicio. En tanto ella no tuvo problemas para entregar resultados de honestidad en el manejo de los recursos públicos de los nueve meses como alcaldesa de Tepic (enero a septiembre de 2011).

“Fue por mediación de mi amiga Jazmín Bugarín, a quien conocí en las juventudes priistas, que decidí participar por el cargo de diputada local”, responde así a la pregunta de cómo llegó a la 33 legislatura.

“Mi presidenta estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) un buen día me invitó a platicar, a tomar un café. Jazmín me dijo que había abandonado el PRI, al tiempo que me presentó nuevo proyecto político. Me invitó a participar en el Verde. Vi algo muy especial en Jazmín Bugarín: vi esa forma de hacer política que a mí me gusta, política de la buena, honesta, derecha sin remilgos, de beneficio social, y le entré”.

Más inspiró a Georgina Guadalupe el hecho que el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero sería el candidato a gobernador de Nayarit. “Yo lo conocía, había platicado con él, mucho lo seguía en redes sociales. Alguna vez fue a mi colonia, donde aún viven mis papás, y escuché su discurso. Todo lo que dijo tenía sentido, le otorgué toda la razón. Fue entonces que acepté la invitación a participar otra vez en política para a través del Partido Verde apoyar al doctor Navarro”.

López Arias asumió la responsabilidad de ser candidata del PVEM para diputada por el séptimo distrito electoral local que, entre otros, territorialmente comprende colonias como Miguel Hidalgo, Las Islas, La Ladrillera (Puente de San Cayetano), Valle Real, Infonavit Los Sauces, Bonaterra, Ciudad Industrial, La Cantera, El Refugio, San Cayetano, San Luis de Lozada, 6 de Enero, Pochotitán, Caleras de Cofrado, San Fernando, Colorado de la Mora, etcétera. Resultó triunfadora en las elecciones del 6 de junio de 2021.

Georgina Guadalupe López Arias tiene la certeza que, en estos casi ocho meses de la 33 legislatura, lo que ha predominado es “el equilibrio de género en la actividad cameral. Las 18 mujeres somos la parte mayoritaria, contra 12 hombres, sin embargo, hemos hecho un buen equipo. El avance legislativo es histórico”.

Una vez casada, Georgina Guadalupe decide hacer pausa en la actividad política, la participación social y el servicio público. En ese lapso nacieron sus hijas. Decidió emprender acciones de microempresa, negocio privado que hace diez años desarrolla. “Es una exportadora e importadora de accesorios de mujer. Vendemos aretes, collares, artículos de temporada como lentes, sombreros, mascadas, todo lo referente al uso de moda. Es una empresa pequeña que me ha permitido el desarrollo como empresaria y tener a mi cargo la responsabilidad de crecer poco a poco. Después de diez años nuestro negocio está consolidado y aclientado”. Para efectos de venta hacen uso de la avanzada tecnología que proporciona la informática, incluso con la creación de una tienda virtual, en línea, que les ha dado buenos dividendos.

Nació en Tepic el 11 de agosto de 1982, muy cerca está de cumplir 40 años de edad. Producto de la unión matrimonial de Socorro Arias Díaz y Jorge Alberto López Monroy, asegura que vio la luz primera en el sanatorio de La Loma. Sus hermanos son: Jorge Alberto, 37 años, de profesión Ingeniero Industrial; Carlos Antonio, 29 años, es Arquitecto, además perito valuador.

Vivió por la calle Ures, atrás del edificio de Telmex, de la colonia San Antonio. Recuerda entusiasta el sonido que emitían los envases de refresco al golpe de unos con otros en la canasta de la bicicleta en que se transportaba rumbo a la tienda por la bajada de la calle empedrada. Estudió primaria y secundaria en el Colegio México, la preparatoria en el Colegio Cristóbal Colón y la carrera de Licenciada en Derecho en la Universidad Autónoma de Nayarit.

Como su papá fue apoderado legal de banco, los constantes cambios de su progenitor provocaron que Georgina tuviera que residir algunos años de su niñez en las cabeceras municipales de Santiago Ixcuintla y Tecuala. Según su decir, procede de una familia que le inculcó valores morales, trabajadora y honesta. “Mi mamá y mi papá, para nosotros, son un ejemplo de vida”.



                                                                             

Comentarios

© Copyright 2009 - 2022 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina