Tepic, Nayarit, domingo 25 de julio de 2021

Es hora de un buen gobernador para Nayarit, que venza el rezago y la marginación

Oscar González Bonilla

16 de Julio de 2021

Es común temprana la mañana encontrar a estos dos personajes nayaritas en amena charla sentados en lugar de entrada al café Diligencias de la avenida México en Tepic. Son pláticas que se prolongan por horas, sólo ellos saben de los temas tratados. No permiten testigos en la mesa. Seguramente sus pláticas versan sobre cuestiones políticas, en menor escala temas de dirección escénica y arqueología, en los que cada uno es experto.

Francisco Samaniega y Luis Alberto Bravo fueron sorprendidos por este reportero de la gente, razón a que súbitamente se posesionó en el sitio de su preferencia para entrevistarlos. No dio tiempo a meditar. Ni siquiera a ellos pidió autorización, habida cuenta de la estrecha amistad que a los dos une con el periodista. Jamás de los jamases se negaron a contestar el cuestionario surgido de la imaginación de este redactor.

Francisco Samaniega Altamirano, Arqueólogo de profesión. Tepiqueño de nacimiento. Muy joven abandonó el solar natío con el interés de aumentar su cauda de conocimientos, por tanto su destino fue la Ciudad de México. Se fue para prepararse y regresó para servir. Se define investigador en materia de cultura. No sólo está enfocado al conocimiento antiguo de los pueblos nuestros, sino perseverante en estudiar las actuales cinco culturas nayaritas. “Me interesan mucho los pueblos originarios, así como sus retos. Estoy en la mejor disposición de colaborar en lo posible para que esos retos encuentren cada vez mejores cauces, porque se hace necesario hallar vías de crecimiento futuro”, arenga.

Mientras tanto, Luis Alberto Bravo Mora, entre otros artistas, ha sido víctima de la marginación y hasta el desprecio del gobierno. Sin embargo, se aferra al terruño con el firme propósito de entregar conocimientos a generaciones de niños y jóvenes nayaritas con deseos de incursionar en actuación, artes escénicas, danza y otros aprendizajes. Él es oriundo de Santiago Ixcuintla, hubo que trasladarse a Tijuana, Baja California, enseguida a Estados Unidos de Norteamérica para ampliar horizonte de nociones culturales. Aprendió inglés, hoy imparte clases de este idioma hasta a personas de edad temprana.

-¿Qué esperan del futuro gobierno de Nayarit que encabezará el doctor Miguel Ángel Navarro?

Samaniega: Yo espero que el rumbo trazado de conformación del país sea específicamente también el mismo de la entidad. Esperaría que Nayarit se coloque a la par del resto de la unión, que sea beneficiaria de los derechos de esta adherencia y que eventualmente nos coloquemos en el mismo canal de desarrollo del resto de los estados del país. Mi aspiración es que se venza el rezago y la marginación en la que hemos estado hasta ahora

Bravo: Espero que en verdad en esta ocasión tengamos un gobierno digno. El nayarita hasta ahora no conoce un gobierno de calidad, no lo ha vivido. Por eso son capaces de meternos luego luego cada idea y cada mono. Creo que ya merecemos un gobernador que quiera gobernar, que quiera trabajar, que vea más allá de sus intereses personales, que realmente piense en la comunidad, en el pueblo. Ya lo merecemos. Con un gobernador así, empezaríamos a ver cambios realmente en nuestro estado, en nuestros municipios, porque empezaría a jalar a los presidentes municipales en un solo sentido. Yo creo que ya nos lo merecemos, ya es hora.

-El futuro mandatario estatal hizo infinidad de promesas de campaña, aún como gobernador electo ofrece mejorar condiciones de bienestar universal para los habitantes de Nayarit, y en ese sentido desde este momento hace gestoría ante la Federación. Un ejemplo cercano a la querencia artística de ustedes es el interés del próximo gobernante de edificar un mercado de artesanía, supongo que huichol ¿Creen que el doctor Navarro cumplirá?

Samaniega: Absolutamente. Habiendo voluntad, evidentemente que se puede hacer. El centro histórico de Tepic tiene suficientes edificios históricos que están esperando rescate. Creo que además del atractivo del edificio puede haber el doble atractivo del arte popular. Las casas de artesanía son una realidad en muchos estados del país y son eficiente y eficaz manera de promover. Yo lo que esperaría es no únicamente sea arte wirrárika, sino que cada uno de los cinco pueblos de la entidad equitativamente estén presentes ahí, en ese sentido se trataría de un museo general de arte popular, en donde la gente pueda adquirir las obras que se realizan en todo el estado. Ese proyecto me parece factible y urgente para la entidad.

Bravo: Hay un movimiento artesanal que se ha generado, se ha creado, aquí en la ciudad, sobre todo, y para el rumbo de Bahía de Banderas que nos es el wirrárika que pensamos, hablamos de artesanos y solamente pensamos en ellos, igual los gobernadores. Los espacios que se han abierto para eso han sido el que está aquí en (Palacio) gobierno del estado y otros. Pero hay un grupo de artesanos que se dedica a hacer otras cosas, desde alimentos, muñecos, en fin, se ha diversificado muchísimo y eso es muy bueno. Ellos mismos han encontrado sus espacios para estarse presentando. Entonces, el que se les abra un edificio también se debe pensar en estos movimientos, en estos nuevos colectivos que son muy grandes para incluirlos. Es un movimiento que empieza en Bahía de Banderas y que ha llegado ya a nuestra ciudad, y de aquí empezará a correr hacia otros municipios. Ojalá que no solamente se piense en el arte wirrárika, sino, como dice el maestro (Samaniega), también en las otras culturas, en los otros grupos étnicos, pero también en este tipo de personas que están trabajando muy duro. Al final esto nos da identidad.

-Ha dicho el doctor Navarro que gobernará a imagen y semejanza del presidente de la república ¿Ustedes creen que terminará la corrupción en las distintas esferas administrativas del gobierno y en otros ámbitos del Estado?

Samaniega: Replico: yo creo que habiendo voluntad sí pueden darse los avances, es una aspiración. Pensar que se terminarán los errores  humanos es una falacia, pero creo que se puede avanzar. Habiendo voluntad se pueden cerrar puertas abiertas a conductas desviadas. Creo que se puede reorientar, tener un control más estricto de los recursos, y en esa medida se puede lograr un gran avance. Terminar con la corrupción creo que escapa a un sexenio, pero sí se puede tener grandes avances en el tema habiendo voluntad. Creo en ello.

Bravo: Una afirmación así tan contundente, pues me da miedo, porque yo estoy con López Obrador. Pero la verdad es que en cultura nos ha ido muy mal, muy mal. Si el gobernador electo va a gobernar a imagen y semejanza del señor presidente, pues nos esperan cosas bastante malas, en lo que a cultura se refiere. Atentos estamos en la designación del personaje que pondrá como titular en Cultura. Creo que este es el mayor error de López Obrador, pues su Talón de Aquiles es la cultura, la ha desatendido muchísimo. La persona que puso al frente de la dependencia no es la ideal. En nuestra entidad si se combate la corrupción es una medida excelente, si se trabaja con ganas de gobernar para todos, excelente, pero si es lo mismo que el presidente ha hecho en cultura, pues ya nos jodimos otra vez.

-¿Están de acuerdo en que para la actividad universal de un gobierno, fundamental es el presupuesto?

Samaniega: Fundamental, es la parte central. Podemos tener toda la voluntad de hacer bien las cosas, pero lo cierto es que se requiere recurso económico para la realización. Ahí es donde la creatividad no solamente tiene que ser algo mental, algo pensado, si no condensarse el recurso, es fundamental. Es también el gran limitante en el área cultural.

Bravo: El recurso yo lo pondría en una segunda opción. Lo más importante es la persona que pongan al frente, que tenga capacidad de gestionar, que esté muy bien relacionada. Sabemos que el Estado no le apuesta a la cultura, entonces el presupuesto es insuficiente. El actual director (Antonio Ruiz Barrios) del CECAN (Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Nayarit) señala que el presupuesto total de la dependencia cultural se va en el pago de nómina. Entonces, qué se puede hacer ahí. Pero si al frente tiene una persona bien relacionada, con capacidad de gestión, que sepa proyectar, que sepa negociar, las cosas se darían poco a poco y se empezarían a ver notables diferencias. Si en Cultura ponen a cualquier persona sólo por cumplir un compromiso político, entonces no llegaremos a nada y siempre dependeremos del presupuesto que se otorgue, no iríamos más allá de eso. Cultura necesita, primero, un titular eficiente; y segundo, convertirse en una secretaría al mismo nivel de las otras secretarías.

Comentarios

© Copyright 2009 - 2021 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina