Tepic, Nayarit, sábado 25 de junio de 2022

Una escena citadina ya muy común en Tepic, Nayarit

Sergio Mejía Cano

24 de Junio de 2022

Una escena ya muy cotidiana en la capital nayarita es ver contantemente largas filas de vehículos automotrices por estar obstruida la vía férrea en los cruceros públicos a nivel, sobre todo y más, en el de la calle Guerrero que, pasando la vía del ferrocarril, cambia su nombre a 21 de Febrero ya en la colonia Tierra y Libertad.
Obvio que estos bloqueos en los cruceros públicos que atraviesan la vía férrea no se dan las 24 horas del día; sin embargo, cuando hay movimientos de trenes es cuando suceden estas cosas que molestan a la mayoría, si no es que a todas las personas que, por alguna razón tienen que cruzar hacia el otro lado de la vía del ferrocarril.
Se entiende que, dicha vía del ferrocarril en un principio estuvo en las afueran de Tepic, hacia el oriente del centro de la ciudad; pero con el crecimiento de la mancha urbana, mucha gente se fue a vivir a los nuevos asentamientos humanos que se comenzaron a construir del otro lado de la vía; y hoy en día, mucha gente clama porque quiten las vías de tal forma, como si las vías férreas las acabaran de instalar para estorbar el paso tanto de personas como de vehículos.
Lo malo de todo esto es que, al parecer, algunos de los empleados de la empresa ferroviaria no acatan una regla que los obliga a no obstruir los cruceros por más de 10 minutos, porque se han dado casos en que el tiempo del bloqueo ha durado hasta más de 40 minutos, por lo que la fila de vehículos se incrementa y, desde luego la desesperación de la gente que está esperando cruzar la vía del ferrocarril y más aún, cuando ya no hay manera de retroceder para buscar otra opción para pasar al otro lado, como por ejemplo dar la vuelta e ir hacia otro crucero o, en dado caso, hasta el paso superior o mínimo en la Colosio; esto, en referencia al crucero de la calle Guerrero, porque cuando el bloqueo sucede en la avenida Principal, al sur de la estación del ferrocarril, ahí sí que no hay otra salida más que por la avenida Independencia, pero lo malo es que ya podría estar congestionada por los demás vehículos que también están esperando cruzar la vía del ferrocarril.
En la avenida Gobernadores no hay tanto lío, porque en este crucero es poco común que algún tren lo obstruya, a menos por causas imprevistas. Por lo que se intuye que los cruceros públicos a nivel más conflictivos son los de la calle Guerrero, al norte de la estación del ferrocarril y el de la avenida Principal. El del boulevard Colosio también no tanto, porque ahí se obstruye poco tiempo y por necesidades del servicio, como cuando un tren va llegando del norte y que tiene que detenerse esperando vía de llegada.
Tanto los trenes de llegada y salida, así como las unidades de arrastre que obstruyen los cruceros públicos a nivel, suceden por diversos factores. Anteriormente, antes de la concesión a la empresa Ferromex, un tren de 90 unidades y tres máquinas, cabía perfectamente entre los cruceros de la Guerrero y la avenida Principal, sin obstruir ambos cruceros, pues la longitud de un tren así es de poco menos de dos kilómetros; sin embargo, hoy en día esta empresa concesionaria, maneja trenes de hasta 120 unidades y con cinco locomotoras o a veces seis, por lo que la longitud es de aproximadamente de dos kilómetros 700 metros, así que, cuando está a punto de salir hacia el sur, como los inspectores de unidades de arrastre tienen que revisar que en todas las unidades funcionen bien sus frenos de aire, los revisan a pie, tardando aproximadamente de 20 a 30 minutos, y es lo que tienen que esperar las personas que quieren cruzar al otro lado de la vía.
Pero el problema más común, es cuando se hacen movimientos de patio, pues se tienen que apartar las unidades de arrastre de acuerdo a sus destinos, quitarles las que se quedan aquí, así como agregarle las que se cargaron aquí en Tepic, y he aquí que es cuando algunos miembros de la tripulación de patio son los que no aplican la regla 6.32.6 que, específicamente dice: “Los cruces a nivel no deben ser obstruidos por más de 10 minutos”. Una regla que los trabajadores del ferrocarril están obligados a cumplir, pues prácticamente es como una ley que los rige y que tienen que acatar en todo momento; sin embargo, tal vez hagan caso omiso por la premura de sacar un tren a tiempo del llamado para su salida.
Y claro que tienen que cumplir con el tiempo de hasta 10 minutos que les señala dicha regla 6.32.6. Tal vez estos trabajadores ferroviarios no tomen en cuenta alguno o más vehículos de emergencia.
Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2009 - 2022 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina