Tepic, Nayarit, lunes 01 de junio de 2020

Ya se nos tomó la medida, pero nada es para siempre

Sergio Mejía Cano

22 de mayo de 2020

Ya se comienzan a oír voces de que “cuando todo vuelva a la normalidad”; sin embargo, en contraparte también ya empezaron a oírse otras voces que afirman que ya nada podrá ser igual, porque ya se nos tomó la medida y de ahora en adelante con cualquier pretexto se volverá a despertar el monstruo de una pandemia existente o no, porque esas voces pesimistas afirman que este coronavirus se quedará para siempre.

Desde luego que podría ser, pero no sería nada raro porque la humanidad desde que comenzó a cascarear en la canica ha convivido con infinidad de virus y bacterias, de acuerdo a los enterados en estas cuestiones que afirman que todo a nuestro alrededor e incluso dentro de nuestros cuerpos hay otros seres vivientes que si se extendieran cubrirían varias veces la superficie del planeta.

En cuanto a que el coronavirus llegó para quedarse, de acuerdo a científicos serios esto no es nada nuevo, ya que dicho virus ha estado desde siempre a nuestro alrededor, aunque ahora existe la posibilidad de que haya mutado y de ahí que nos haya sorprendido; pero por fortuna tenemos un organismo capaz de defenderse a sí mismo, porque de no ser así desde cuándo que hubiese desaparecido la especie humana; sin embargo, ahora esas defensas de cada organismo humano están muy mermadas por la mala alimentación de los últimos años con base en químicos y sustitutos artificiales de los nutrientes que nos da la misma Madre Naturaleza. Inclusive muchos de los ingredientes activos de la medicina alópata ya no se basan en hierbas o plantas medicinales, sino que ya la mayoría proceden artificialmente de laboratorios que si bien en algunos casos alivian, jamás curan, porque se ha dicho cotidianamente que para los grandes laboratorios farmacéuticos, curar no es negocio; lo que da dividendos son las enfermedades, por eso se tienen que producir los enfermos.

En cuanto al regreso a la normalidad, eso sí que va a estar un poco más difícil debido a que al parecer se seguirán implementando las nuevas normas de sana distancia y se seguirá insistiendo fehacientemente en la cuestión de abrazos y besos y desde luego en los saludos de mano; pero he aquí el meollo del asunto, ya que posiblemente esto sea para la mayoría de la población tal y como una llamarada de petate, porque es bueno recordar que cuando se implanta una nueva modalidad nada más solemos –sin generalizar desde luego- aplicarla durante algún tiempo, para después ahora sí, seguir con nuestra normalidad acostumbrada. Quizás ya las nuevas generaciones no sean tan reacias para acatar una nueva forma de vida; pero he ahí el tema del sida, que cuando se dijo que había llegado y que era un virus altamente infeccioso, ahora, al paso del tiempo muchos científicos, sobre todo cubanos han afirmado que no es virus, que es desnutrición lo que origina el síndrome de insuficiencia adquirida, y por lo mismo ahora se sabe que no se contagia como en un principio se afirmaba; y es más, el sida ya es un tema algo más que olvidado para mucha gente que ya ni lo toma en cuenta a menos que se le diga que lo tiene o que algún pariente o amigo padece de sida, pero por lo pronto es algo que para muchos ya pasó a la historia.

Probablemente lo mismo pase con este virus también denominado covid-19, que dentro de un tiempo razonable pase a ser un triste recuerdo.

Lo malo es que ahora se dice que entre las nuevas normas para vencer al coronavirus se tendrán que seguir ciertas normas de higiene. Por lo pronto en el Sector Salud, por medio de una circular se le ha dicho a su personal que en lo sucesivo los varones deberán evitar traer barba y bigote. Y en las redes sociales y algunos portales de internet se informa que entre estas medidas higiénicas aparte de tener que erradicar el uso de barba y bigote, también podrían quedar fuera las corbatas y para ambos sexos evitar el uso de alhajas y joyería de todo tipo.

Sin embargo, existe un pequeño detalle en cuanto a la barba y bigote y el pelo que cubre la cabeza: ¿existe alguna diferencia entre su composición? Porque se dice que la barba es nido de infinidad de microorganismos, y ¿qué acaso una gruesa mata de cabello no lo podría ser también? Así que si se sataniza la barba y bigote, ¿por qué el cabello no? Conocí a varios amigos que tuvieron problemas de piojos en sus testas que también usaban barba, y comentan que los piojos jamás bajaron a su barba; así que si se insiste a los varones en eliminar barba y bigote, pues de una buena vez que se rape todo mundo y listo.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina