Tepic, Nayarit, lunes 01 de junio de 2020

El desajuste emocional colectivo, no es culpa de maestros

Oscar González Bonilla

15 de mayo de 2020

La sociedad está lastimada, expone el profesor Carlos Ruiz Flores, por ello ante un rumor surge la psicosis colectiva relacionada con los hechos violentos de los últimos meses, sobre todo en Tepic.

La versión tiene que ver con el ausentismo de alumnos en las aulas escolares el jueves 25 a causa de una voz que corrió entre los habitantes de la ciudad, que advertía hechos de la violencia asesina contra la población civil y los centros educativos.

Lo que lastima al profesor Ruiz Flores es que el rumor se adjudique a maestros con la simple argumentación de que son flojos y que de esa manera con facilidad se tiran a la holganza. “El problema es más de fondo”, advierte.

Destaca que “no sabemos cómo reaccionará la inteligencia humana en un momento de apremio, colectiva es más peligrosa aún, por ello los gobernantes debemos atender el problema de fondo, verlo con mucha claridad y no desviar el asunto echando culpas a trabajadores de la enseñanza, que merecen mucho respeto”.

Luego explica que no es tanta la capacidad de comunicación y convencimiento  que los mentores poseen como para persuadir a preparatorianos y universitarios con criterio formado. “Se trata que de la nada surge un problema de desajuste emocional colectivo, que se da en nuestros días por los hechos de violencia”.

 ALGO HA FALLADO EN EL CAMINO

El maestro Carlos Ruiz Flores, destacado integrante de la corriente política que encabeza Liberato Montenegro Villa en la sección XX del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), sostiene que en esta mal llamada guerra contra el narcotráfico que ha manchado de sangre a las ciudades y pueblos del país, el magisterio de Nayarit ha pagado cuota de sangre (cuando menos dos profesoras han sido acribilladas por sicarios).

Entiende que no solo debe responsabilizarse a los tres niveles de gobierno de la inseguridad y de la incrustación de jóvenes en el narco y sicarismo (los encargados de sembrar muerte y terror), sino que “es obligación del maestro penetrar más en la conciencia de sus alumnos para que los valores y las buenas conductas surjan, y los buenos hábitos se den de manera natural”. También propugna porque se revise el sistema educativo, sus contenidos programáticos. “¡Algo nos ha fallado en el camino!”, exclama.

Coincide con las autoridades cuando se menciona que desde el hogar hay que corregir la destrucción del entramado familiar.

TERMINAR CON SUBEJERCICIOS DE GOBIERNOS

En el plano económico, el profesor Carlos Ruiz considera que debe abrirse la posibilidad de empleo desde el gobierno y la iniciativa privada. Pero además reclama que se eviten los tan comunes subejercicios en los tres niveles de gobierno, porque es menor el empleo de mano de obra, tomando en cuenta que estas entidades son las más grandes empleadoras.

En esta convulsiva situación de Nayarit, el declarante juzga que mucho tiene que ver la política. “Tenemos que bajarle tantito a la intención política, porque la gente está reaccionando de tal manera que el gobierno no cree que llegará a altos niveles, y eso es preocupante. Por eso, mientras se ejerza el presupuesto y menos subejercicio haya más empleo tendremos, más circulante, mayores posibilidades de educación, más dinero a la casa, más alimento y más tiempo disponible para la atención de la familia”.

GERARDO, LA GRAN OPCIÓN

Pregunto que si para alivianar problemas planteados, ¿es necesario que un maestro sea el próximo gobernador de Nayarit?

Carlos Ruiz, con la experiencia de años en el ejercicio de la política, explica que esa misma posibilidad la tiene un doctor, un ingeniero, un abogado o cualesquiera otros profesionistas. “Entonces, no es solamente por cuestión de la profesión”.

Presenta a Coahuila como ejemplo de un excelente gobierno administrado por un maestro, como es Humberto Moreira. Enseguida advierte: “Para la sociedad de nuestros tiempos, para las circunstancias en que vivimos, no sería malo pensar en serio que un humanista dirigiera Nayarit, pero con ello no quiero decir que el gobierno actual sea sanguinario, que se haya olvidado de los valores humanos, no. Yo creo que se ocupa alguien que sociológicamente entienda a nuestro pueblo, que lo encauce”.

Aunque especifica que en el PRI hay buenos cuadros para candidatos a gobernador de Nayarit, sostiene que el maestro Gerardo Montenegro Ibarra es una gran opción. Lo avala su carrera política, desde líder de las juventudes priistas en el gobierno de Don Emilio M. González (1981-1987), regidor, diputado local, diputado federal y senador de la república, pero además secretario general del sindicato de maestros en la entidad. “Es una estela de trabajo en la que ha dejado una marca significativa: sencillez”.

Explica que la de Gerardo Montenegro no ha sido una carrera meteórica, “más bien una carrera paciente, muy bien llevada…es decir, bien meditada, donde la sombra del caudillo, o sea, su padre Liberato, poco le ha favorecido. Esos comentarios de algunos son más bien para hacer daño. Yo te quiero decir que Gerardo tiene una vida política muy propia”. (Noviembre de 2010)







Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina