Tepic, Nayarit, martes 04 de agosto de 2020

Ignorado mural a la justicia

Oscar González Bonilla

12 de mayo de 2020

Fuera del edificio del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit se encuentra un mural, alusivo precisamente a la justicia, obra colectiva de artistas como Fernando Campos Dorado, Aurora Sepúlveda Sáenz y Miguel Navarro.

Se realizó durante el gobierno de Rigoberto Ochoa Zaragoza (1993-1999), se ubica en el cruce de la avenida Juárez y Zacatecas, en la ciudad de Tepic, capital del Estado de Nayarit.

La mayoría de los tepiqueños que pasa por el lugar ni siquiera advierte el significado de la pintura mural, menos los abogados, profesionales del derecho, que circulan zumbando hacia el palacio de la justicia para el desahogo de asuntos de la materia.

Se trata de Themis, la Diosa de la Justicia, al centro, con la balanza en su mano simboliza la consideración objetiva de los argumentos de las partes enfrentadas, la venda en los ojos es símbolo de la imparcialidad al resolver y la espada indica su capacidad de coerción para imponer las decisiones que adopta.

Al frente bajo su amparo y protección se ubica la sociedad nayarita, incluidos coras y huicholes, mujeres y hombres, trabajadores manuales e intelectuales, todos en igualdad ante la ley.

En los extremos superiores derecho e izquierdo, Themis, la Diosa de la justicia, recibe de una parte las normas de derecho natural y de la otra las normas del derecho del hombre.

La serpiente, símbolo de las divinidades aztecas, recorre de un punto a otro el extremo del mural. El águila-garza encontrada en los esteros nayaritas a través de los pasos de la peregrinación fundadora de la gran Tenochtitlan, se conecta con el águila devorando la serpiente, emblema de nuestro escudo nacional.

En la parte inferior izquierda de la presentación mural, se encuentran personajes sobresalientes en la historia de Nayarit y México.

El Indio Mariano, nombrado Máscara de Oro, objeto de misteriosa leyenda que lo señala como precursor de la lucha por la independencia nacional.

José María Morelos y Pavón, el generalísimo, quien hizo gran aporte al constitucionalismo mexicano.

Benito Juárez, el benemérito, autor de las leyes de Reforma y que la historia de nuestro país consigna por su lucha victoriosa en defensa de la soberanía nacional.

Manuel Lozada, El Tigre de Álica, iniciador del reparto agrario en Nayarit e incansable defensor de los indígenas.

En el extremo inferior derecho, destaca la figura señera del General Esteban Baca Calderón, nayarita constituyente de Querétaro, defensor de la clase trabajadora y ejemplo de honesto servidor público.

En concordancia expongo aquí fragmento de la obra Justicia y Constitución del poeta nayarita Octavio Campa Bonilla.

Elástico, material
con que las leyes han hecho,
el rico tiene derecho
pero no el pobre animal.

Aquel que tenga un doblón
para saciar la avaricia
de la Señora Justicia,
tendrá su constitución.

Y el pobre que sin malicia
a su rectitud se atenga,
es mejor que se prevenga
del peso de la justicia.

Es triste la realidad
pero así resulta ser,
el rico tiene poder
para hacer su voluntad
y goza de libertad
para saciar su avaricia:
de la Señora Justicia.

El pobre trabajador
que se vive trabajando
y que allá de vez en cuando
comete falta menor,
la ley ‘’Justicia y Honor’’
le dicta formal prisión:
es Doña Constitución.

Este mundo es tan traidor
hay en él tanta inmundicia
que la señora justicia
se vende al mejor postor.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina