Tepic, Nayarit, lunes 01 de junio de 2020

Democratizar actividades culturales en Nayarit

Oscar González Bonilla

08 de mayo de 2020

Francisco Samaniega Altamirano, Arqueólogo de profesión, se define investigador en materia de cultura. No sólo está enfocado al conocimiento antiguo de los pueblos nuestros, sino perseverante en estudiar las actuales cinco culturas nayaritas.

“Me interesan mucho los pueblos originarios, así como sus retos. Estoy en la mejor disposición de colaborar en lo posible para que esos retos encuentren cada vez mejores cauces, porque se hace necesario hallar vías de crecimiento futuro”, arenga Samaniega en entrevista con el reportero de la gente.

Tepiqueño de nacimiento, Francisco Samaniega muy joven abandonó el solar natío con el interés de aumentar su cauda de conocimientos, por tanto su destino fue la Ciudad de México. Se fue para prepararse y regresó para servir. Con la Arqueología como sustento, en el presente a la práctica lleva diversos planes, pero cantidad de proyectos están en proceso de terminación.

El presidente del Ayuntamiento de Tepic, Guadalupe Francisco Javier Castellón Fonseca, ha hecho público su interés de invertir en materia de fomento a la actividad cultural en el municipio. De manera peculiar ha destacado la continuidad del Festival de Letras de Tepic.

Samaniega aplaude tal decisión, pero le gustaría que el incipiente gobierno estatal también hiciera lo propio para que los alcances en cultura fueran de mayor magnitud.

Reconoce a Tepic como el epicentro para doblez de la actividad cultural y en consecuencia lo que se realiza en el municipio con la zona metropolitana más importante de Nayarit, llegue a un gran número de habitantes del territorio nayarita.

“Las acciones que se desarrollan para crear y difundir la cultura son prioritarias, permiten el crecimiento de una sociedad en armonía, pero además en materia de acuerdos y percepción de la realidad y proyección de la misma. La lectura es una manera de acceder a esa realidad, de potenciar el pensamiento y una manera de invitar a la gente reflexione sobre esa realidad y lo que espera de ella”, explica Samaniega Altamirano.

Sostiene que la promoción de la lectura por parte del Ayuntamiento de Tepic, al igual que los restantes 19 municipios y el gobierno estatal, es algo que aprueban los hacedores de cultura, pero para democratizar festivales o encuentros culturales deberá pasar por el acuerdo y autorización de Cabildo en el caso del municipio, y el Congreso del Estado en caso del gobierno.

“Deseable sería que festival, feria del libro o encuentro de letras llegue a las mayorías, se maximice el conocimiento en las aulas, sirvan para la reflexión, invitación a la lectura y aprendizaje. Con base en los avances tecnológicos esta actividad cultural deberá estar en cantidad y variedad de público y presente en el mayor número de comunidades no sólo de Tepic sino de Nayarit. Siempre estaremos en la mejor disposición de escuchar a todo aquel que venga a la capital para compartir su pensamiento y obra.

Samaniega considera bien invertido todo el dinero destinado a las actividades culturales. En días por venir, el Ayuntamiento de Tepic habrá de destinar presupuesto para la realización del Festival de Letras, el investigador cultural invita al municipio a que el evento pase por el tamiz de la democratización de las ideas. “Se puede, toda actividad cultural es perfectible”.

Al entrevistado comento que la palabra cultura como que no existe en el diccionario de los políticos, cuando arriban al poder como gobernantes cumplen con la realización de actividades culturales sólo por obligación de ley.

Al respecto Francisco Samaniega argumenta que el olvido no es tradición mexicana sino mundial, en tanto el exhorto al gobierno de Antonio Echevarría García es “la interacción con los investigadores y hacedores de cultura en Nayarit para definir rumbos”. (Septiembre de 2017)

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina