Tepic, Nayarit, viernes 29 de mayo de 2020

Mesura y congruencia

Sergio Mejía Cano

26 de junio de 2017

No sorprende que el señor Manuel Humberto Cota Jiménez esté relativamente tranquilo después de los pasados comicios, ya que Cota Jiménez siempre se ha caracterizado por su mesura, congruencia y actitud respetuosa ante los hechos consumados. Sabe que en realidad no perdió, pues aún tiene toda una vida política por delante, de ahí que no ande de acelerado incitando a sus seguidores a cerrar calles y reclamando voto por voto y casilla por casilla, posiblemente porque está consciente de que lo hecho, hecho está y no hay vuelta de hoja, así se deje entrever que pudo haber algo turbio en las pasadas elecciones en Nayarit.

Y si bien hay voces que se indignan porque Cota Jiménez no ha escandalizado reclamando e impugnando a la par que su partido las elecciones para la gubernatura del estado, es probablemente no porque no quiera, sino porque según a sus propios comentarios que se han publicado recientemente en los medios locales, es porque sabe que si hubo anomalías, estas fueron dentro de su mismo partido político y no provenientes de fuera, sino que caballitos de Troya contribuyeron a que no todo marchara bien para él a lo largo de su campaña de proselitismo. Y más porque hasta la misma ciudadanía se sorprendió desde un principio cuando fue notorio que no fue el mismo señor Manuel Cota quien había integrado su equipo de candidatos para que fueran una fuente de apoyo mutuo, sino que desde ese inicio se rumoró en los cafés, banquetas, bancas de la plaza principal y otros jardines y además en los corrillos políticos, que los demás candidatos se le habían impuesto aun sin ser de su propio equipo. Y hoy a toro pasado se sabe que así fue y que podría ser el meollo del asunto por el que Manuel Cota no recibió todo el apoyo necesario porque al parecer por esa imposición de los demás candidatos hubo serios resentimientos entre los mismos priistas; eso se dice y se decía; sin embargo, hoy en día se aclara más y más que si pudo haber sido posible que ese resentimiento entre varios priistas que se quedaron chiflando en la loma le hayan dado la espalda soterradamente a Cota Jiménez.

De ser así, esos lastres que le impusieron a don Manuel Humberto, le pesaron tanto que a pesar de su carisma, propuestas de gobierno a todas luces bien pensadas y necesarias para la entidad, así como su carrera política en la que siempre ha dado buenos resultados, esos pesados lastres y cartuchos quemados impuestos terminaron por hundirlo; aunque no políticamente, porque su carrera sigue avante, por lo que esta derrota bien podría servirle más como un aliciente en el ascenso político y no para dejarse abatir. Y además podría tener presente la máxima de que no hay mal que por bien no venga.

Ahora el mismo señor Cota Jiménez señala que en la próxima asamblea de su partido se tratarán a fondo los temas del porqué pasó lo que pasó y qué es lo que está pasando dentro de su propia asociación política, porque se analizarán todos los detalles y personajes implicados que, conforme está pasando el tiempo se han encontrado visos de personajes resentidos que antepusieron sus propios intereses personales a los del partido dejando la camiseta a un lado por así convenir a sus propios intereses.

Desde un principio cuando se comenzaron a oír los rumores de que los demás candidatos que serían los satélites alrededor de la candidatura de Manuel Cota, se decía que no eran candidatos de su equipo, sino que le habían sido impuestos por el gobernador en turno porque dichos candidatos eran de su entorno amistoso; pero como haya sido, lo sorprendente fue que esto lo haya permitido el mismo Cota Jiménez a pesar de toda su carrera política y de que al respecto hay leyes no escritas dentro del otrora partido aplanadora, el PRI, y es lo que no se explican los políticos de viejo cuño; pero a la vez comprenden que debido a esa mesura y congruencia que siempre ha demostrado tener Cota Jiménez, tal vez no quiso armar un argüende en el que a fin de cuentas pudo haber salido victorioso; sin embargo, tal vez para no enturbiar más el ambiente tan oscuro en el que estaba, está inmerso el gobernador, Cota Jiménez posiblemente prefirió dejar las cosas tal y como ya estaban esperanzado en el optimismo de que gran parte del electorado no tomaría esos detalles en cuenta y que sería su misma fuerza política, su carrera en el servicio público y su misma popularidad las que se llegaran a imponer. Pero no fue así; y tal vez haya sido mejor, porque ya vendrán mejores tiempos. Pero en fin. Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina