Tepic, Nayarit, viernes 29 de mayo de 2020

Toño arranca muy vinculado a las grandes masas

Miguel González Ibarra

04 de Abril de 2017

La principal avenida de la capital, cubierta hasta al tope, de nayaritas que fueron al evento. Miles y miles. Amplia mayoría de jóvenes y mujeres. Muy, muy alentador, ver a los jóvenes. Buena señal. Los que ganan una contienda, son ellos, los jóvenes, igual que las mujeres. Así ha sido toda la vida, siempre.

Yo estaba en la escalinata que conduce al templo que está a un lado del hotel ubicado en la contraesquina de Palacio. Disfrutando y gozando el ambiente. Viendo, observando, sobre manera, mirando el rostro de los asistentes. Todo mundo feliz, seguro que la Alianza de los cuatro partidos, se alzará con la victoria. Las banderas de los institutos políticos, ondeaban, hermosas, orgullosas, bonitas, seguras que muy pronto entrarán a conducir Nayarit, desde la sede del Ejecutivo, cuyo inmueble, estaba allí, enfrente.

De pronto, lo voy ubicando. Entre la masa, mezclado en ella, Toño, el candidato, gustoso, saludando, abrazando, abriéndose paso entre aquella apretada multitud. Soy franco, el incidente me sorprendió. Hurgué bien. No llevaba guardaespaldas, nadie lo cuidaba. Se cumplió lo que le había escuchado por la mañana: “A mí me cuida el pueblo, no necesito guardaespaldas”, respondió a un periodista. La modalidad del candidato me sorprendió sobremanera. Es más, no lo creía.

El acontecimiento, me traslado cuarentaidos años antes, aquel histórico 19 de octubre, cuando Alejandro Gascón Mercado, fundido entre las grandes masas, tardó dos horas en llegar al templete, saludando, abrazando, expresando su clásico “Mucho gusto, mucho gusto”.

La victoria se huele, se siente, se palpa, se toca, se ve. Así pasó el domingo 2 de abril de 2017, en Tepic. Mientras el candidato del partido que gobierna arrancó derrotado, con caras largas, Antonio Echevarría García, inicia su peregrinar, victorioso, triunfante, muy seguro que se alzará con la mayoría y será el gobernador los cuatros años por venir.

ÁGUEDA

En las mediciones, el nuestro, el de la unión PRD-PT-PAN-PRS, le saca más de veinte puntos arriba, al del tricolor. Y con lo de Veytia y Sandoval, la diferencia se irá “ananchando”, como dicen en mi pueblo, será más grande y, seguramente, viviremos y seremos protagonistas de una de las victorias más sonadas a nivel república y mundial, probablemente, o casi casi, como la de Daniel, el sandinista, nicaragüense, que le sacó más de treinta dígitos a su más cercano contrincante, regalándonos una impactante victoria a toda Nuestra América.

Águeda da la estocada. Pone la cereza del pastel. El SUTSEM presente. Firmes, decididos, los trabajadores de gobierno y municipios. La lideresa le alza la mano a Toño. No hay duda. La integración de esta masa sindical a la candidatura del joven empresario, es definitoria. Una gran jugada, sin duda. Varios miles de sutsemistas presentes. Llevaban hasta banda de música, pagada por ellos.

Polo, el primer orador. Lo hace espléndidamente. Muy maduro el alcalde con licencia. Elevado, a la altura del momento que vive Nayarit. No se arrugó ni se anduvo por las ramas. Fue al grano. Exigió la caída del gobernador. La multitud total y absolutamente de acuerdo, apoyando la consigna del exedil. Le prometió a Toño todo el apoyo, pero, le advirtió que si comete errores en el gobierno y lo hace mal, se trabajará y luchará para que se reoriente la ruta del Ejecutivo Estatal.

Naranjo, también, interpretó correctamente el momento. Nos leyó el pensamiento. Representó adecuadamente el sentimiento del pueblo. Mostró su indiscutible liderazgo, así como su responsabilidad como parte integrante de una de las cámaras del Congreso de la Unión.

Anunció que en pocos días adelante presentarán demanda de Juicio Político contra Roberto Sandoval Castañeda, derivado del caso Veytia, prisionero en los Estados Unidos.

El Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, franco, directo, al grano, aseguró que Toño será gobernador. Se comprometió a ayudar en los temas de seguridad y desarrollo agropecuario, a partir de sus experiencias en el Estado que gobierna y vio nacer al General Cárdenas, el más grande Presidente mexicano, junto a Benito Juárez.

En el uso de la palabra el abanderado. Un discurso de contenido, de propuesta programática. Tocó los temas nodales. Lo que le interesa al pueblo. Empleo, salario y alimentación. Espacio especial fue el rubro de la salud. La educación no podía faltar en la pieza oratoria de Antonio. Y, lo del momento, seguridad y corrupción.

Toño padre, tenía un rostro satisfecho. Complacido con su hijo, evidentemente.

Desde la izquierda vamos a echar toda la carne al azador. El objetivo es sacar al PRI del gobierno. Ya no puede seguir.

La fuerza que está abocada ya es la Alianza con Toño y todos sus participantes para el Poder Legislativo, las presidencias municipales, sindicaturas y regidores. No hay más. Morena y López Obrador no reunió los elementos políticos para estar allí, su proyecto no le da, no le alcanza, menos ahora, con lo de las ligas de Navarro con el fiscal preso, lo cual, le puede salir muy caro al tabasqueño en su aspiración hacia la sucesión presidencial del 2018. Aquí, AMLO, no acertó en la estrategia. Se equivocó garrafalmente. En Nayarit, trabaja para el PRI y muy concientemente, porque no está chiquillo, ya está muy grandecito.

En efecto, la Alianza y Toño tienen todo para ganar. Suman y multiplican. El que multiplica en política, siempre vence, siempre gana.

En el acto, se vieron representados todos los sectores productivos de Nayarit. Ninguno faltó. En Bellavista, con Cota, no. Allí fue otro escenario, el de la derrota, el del fin de un ciclo, el de la corrupción, el del pasado, el de lo viejo.

Así pues, Toño Gobernador. Y arrancó bien, mezclado, muy vinculado a las grandes masas, fundido con el pueblo. Buena señal.


Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina