Tepic, Nayarit, viernes 05 de junio de 2020

Árboles contra privatización

Miguel González Ibarra

07 de Junio de 2016

La plantación reciente de árboles en el área verde de la colonia 15 de mayo de la ciudad de Tepic, Nayarit, México, es la invencible defensa y el portentoso escudo, para evitar y, echar abajo, la privatización del citado espacio ubicado en nuestra capital.
 
Sus más de once mil metros, que valen muchos millones de pesos, con estos gobiernos neoliberales, conducidos por priistas y panistas, con la adhesión, hoy en día, de la dirigencia perredista, no así de las bases de éste, podrían ser ocupados, tarde que temprano, o, más temprano que tarde, por un walmart, o un Soriana, o una tienda Ley, esas empresas dedicadas a la especulación comercial y financiera, que afecta y lesiona tremendamente  los bolsillos de los consumidores de estas tierras, los cuales, suman centenares de miles.
 
¿Qué no lo van a hacer, PRI y PAN, con la alcahuetería del PRD?, es decir, ¿qué no son capaces PAN, PRI y PRD, o no se atreverían los gobiernos emanados de estos partidos, a vender la millonaria área verde de la colonia 15 de mayo, en cuyo espacio, se libra una batalla de dimensiones universales, toda vez, que éstos espacios (las áreas verdes), son considerados por la legislación mexicana y mundial, cómo propiedad de los siete mil millones de seres humanos que habitamos  el planeta y, no solamente, de quienes vivimos en la zona central de Nayarit?
 
Los dos partidos de la derecha nacional, vendieron nuestro petróleo y nuestra electricidad, cuantimás, once mil metros de un área verde; más todavía, contando, en este caso, con la complicidad e infortunio de la organización que se pinta de amarillo.
 
Los gobiernos anteriores, surgidos del Partido Revolucionario Institucional y, el de ahora, dirigido por los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, sentaron las bases y diseñaron una estructura en la citada área verde, para privatizarla; dicho de otro modo, hablando con claridad y diciendo las cosas como son, venderla.
 
Veamos puntualmente la cuestión:
 
Iniciaron metiendo absurdamente, un kínder. Nuestros amados niños, para vivir y aprender, necesitan oxígeno, cuyo elemento de la naturaleza, es generado, justamente, por los árboles, bosques y selvas.
 
Ahora le ponen una malla y levantan una construcción, en la cancha de básquet,  (pomposamente ya se va a llamar de usos múltiples); los cercos, aquí y en China, sean de las características que sean, separan, dividen, aislan; en el suceso comentado, acaban con el concepto democrático de “área pública”.
 
La obra material de Polo, el alcalde, cometió el alevoso y flagrante crimen, de cambiar árboles por cemento, justo y, exactamente, en el suelo que Guille, la Presidenta del Comité de Acción Ciudadana, nombrada por el inviolable e inatacable voto universal,  en el trayecto y durante casi tres lustros, al frente de laboriosos vecinos de la 15 de mayo, sobresaliendo, en primer lugar, un señorón de una probada y altísima moral, Don Beni, aportando incondicionalmente su trabajo voluntario, plantaron y cuidaron, como a la niña de sus ojos, una diversidad de árboles, destacando siete Laureles de la India, cultivados en círculo, que harán un paraje como el de la Alameda de Tepic, éste, definido como de una belleza, singular y única, a nivel mundial, cuyas plantas, de conformidad a un supuesto dictamen técnico elaborado por la Dirección de Ecología del mismo ayuntamiento polista, plantea su remoción, esto es, dicho tajantemente y sin rodeos ni tapujos, su asesinato.
 
A este cuadro, que tiene como ruta la venta y privatización del área en comento, que haría millonario a uno o dos corruptos, por su elevada plusvalía, lo completa el espacio dónde se sembraron las amapas hace diez días, al cual, unos vivales, por ignorancia y maldad, argumentan que se trata de una mini cancha de futbol, cuando la escritura que acredita la propiedad del predio, con todas sus letras, literal y expresamente, mandata que, dicho suelo, es ÁREA VERDE, cuyo concepto, siguiendo palabra por palabra, lo escrito en el Diccionario de Ecología, es igual a decir ÁRBOL, o ÁRBOLES, o ARBOLEDA, o BOSQUE. Es un asunto, pues, de estricta legalidad, con la añadidura, que, en Tepic, sobran canchas de futbol, pero, áreas verdes, sólo tenemos los bellísimos Paseo de La Loma y la Alameda.
 
Es la razón por la que se plantaron los árboles.
 
La lucha, en este caso, es ÁRBOLES CONTRA PRIVATIZACIÓN, tal y como es el título del presente comentario y opinión.
 
Está muy tensa la situación. Puede haber hechos lamentables. Puede haber muertos. Existe un solo responsable de esta violencia generada desde hace meses atrás y, vivida hoy en día, en la colonia 15 de mayo de la ciudad de Tepic, es Polo Domínguez, el alcalde.
 

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina