Tepic, Nayarit, viernes 05 de junio de 2020

El nuevo delfín del Sandovalismo

Ulises Rodríguez

17 de noviembre de 2014

La derrota de Roy Gómez Olguín, el pasado 6 de julio frente al Dr. Polo Domínguez, en la contienda por la presidencia municipal de Tepic le causó más daño al proyecto de Roberto Sandoval del que muchos se imaginan. Esencialmente lo dejó sin un delfín que pudiera seguir su proyecto transexenal. Igual que Ney González soñó con imponer a su sucesor en la gubernatura y para ello diseñó desde el principio de su gobierno una estrategia en torno a su cuñado, Raúl Mejía, Roberto Sandoval diseñó también para Roy Gómez, su amigo y hechura política, el trayecto que lo llevó al congreso de la unión, desde donde vendría a gobernar Tepic y esperar al 2017, cuando llegara el momento de relevar a su amigo y jefe en la gubernatura. Dichas pretensiones, sobra decir, quedaron anuladas el 6 de julio con la derrota del PRI en la capital nayarita.

Después del descalabro que le significó la derrota de Roy Gómez, Sandoval duró días sin poder retomar el rumbo de lo que para él ya es una prioridad: su propia sucesión. Coqueteó por algunas semanas con la idea absurda de habilitar a la senadora Margarita Flores para que comenzara a promoverse con miras al 2017, algunos priístas afirman que hasta consideró la idea de postular al congreso federal al actual secretario general de gobierno, José Trinidad Espinoza Vargas, para tenerlo como reserva, aunque finalmente desechó la idea. Fue a principios de agosto cuando el gobernador decidió jugar su última carta frente a la partida del 2017, el actual diputado local Gianni Ramírez Ocampo.

A pesar de que el gobernador es un hombre de inteligencia muy limitada, diríamos más bien que rudimentaria, ésta le alcanza para saber que el senador Manuel Cota Jiménez no va a escatimar ninguna clase de recurso político para conseguir la que ha sido su meta desde que inició su carrera política: convertirse en gobernador de Nayarit. A estas fechas, Manuel Cota ya ha cabildeado con liderazgos importantes a lo largo y ancho del estado, priístas y no priístas. Su naturaleza conciliadora le permitió hacerse con el apoyo de los ex gobernadores Julián Gascón y Celso Delgado –quienes lo acompañaron en su registro como candidato de unidad para la dirigencia de la CNC-, así como de Rigoberto Ochoa y Ney González, quienes ya operan desde sus respectivos grupos a favor del senador. Más allá de que los personajes que integran la vieja guardia del PRI, tengan arrastre electoral o no, es un acto simbólico el hecho de que se manifiesten a favor de Manuel Cota, quien con eso demostrará que es el único capaz de crear consenso y unidad entre el priismo nayarita, dos valores con los que no cuentan desde hace 9 años. El Dr. Lucas Vallarta se ha convertido en el principal promotor de Cota, incluso, le facilitó sus oficinas frente a la puerta trasera de palacio de gobierno, sobre la calle Veracruz –como anticipando que su meta es despachar desde la oficina de en frente, dentro de 3 años-. Caso contrario es el del diputado Gianni Ramírez.

Desde que inició la presente legislatura, a mediados de agosto, Gianni ha pasado inadvertido en el congreso. Su desempeño en la cámara de diputados ha sido tan mediocre como el del resto de sus compañeros, no ha sido bueno siquiera para atraer la atención de los medios ni de los asistentes a las sesiones públicas, que prefieren divertirse con las participaciones llenas de ignorancia y de traspiés de los diputados Santana o Jassive Durán. La mayor expectativa que genera el diputado Gianni Ramírez, a la hora de subir a la tribuna es si alcanzará el micrófono instalado en el pódium. No más.

Sin embargo, como su desempeño legislativo ha sido francamente mediocre, ha recurrido a las jornadas médicas en las colonias de Tepic, para revivir la estructura que se formó en torno a su frustrada candidatura a alcalde, ahora para marchar rumbo al 2015. De ir las cosas como hasta ahora, Gianni puede convertirse en candidato a diputado federal y ganar la elección, toda vez que en la oposición no hay perfiles que puedan competir con éxito en Tepic. Aunque se comienza a manejar el nombre de Antonio Echevarría García, como eventual candidato del PAN por el 2do distrito federal, con cabecera en Tepic, hasta no confirmarse dicha posibilidad, Gianni Ramírez lleva todas las de ganar. Sin embargo, Gianni debería saber que ninguna posibilidad tienen ni él, ni su patrón de incidir en la sucesión del 2017, donde todo el poder lo traerá el senador Cota, quien bien podría invitar a Gianni a competir por Tepic, si considera que con eso se garantiza la adhesión del “Sandovalismo”.  Por lo pronto, Ramírez Ocampo se ha convertido ya en el nuevo delfín de Roberto Sandoval en la carrera por la gubernatura dentro de 3 años.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina