Tepic, Nayarit, viernes 05 de junio de 2020

Estampas del Congreso nayarita

Ulises Rodríguez

15 de octubre de 2014

En lo que va de la presente XXXI Legislatura, han sido varias las ocasiones en las que he asistido al edificio que alberga al poder legislativo. Tengo, entre los legisladores a dos amigas por las que guardo enorme cariño y admiración, pues creo que hacen lo mejor de ellas mismas por Nayarit. Como suele suceder en todos los grupos, las personalidades de sus integrantes quedan delimitadas desde las primeras ocasiones en que éstos se reúnen. Llama la atención que la oposición, tenga ahora diputados que cuenten con cierta experiencia legislativa ya acumulada mientras que en la bancada del PRI, prácticamente todos son debutantes.

En la bancada del PRI, quien puede considerarse como el cerebro político, es el ex diputado Roberto Lomelí Madrigal, quien se refiere a los diputados de su partido, a los que asesora como “mis niños”. “El Bachis”, todo mundo lo sabe, es de esos personajes que no por saberlos corruptos y mañosos, dejan de ser simpáticos y pintorescos. Me cuentan que hace semanas, después de la intervención de una diputada opositora donde ésta claramente evidencio la ignorancia del diputado Héctor Santana, “El Bachis” acudió hasta la curul de la legisladora y le dijo con sorna: “Diputada, ya deje en paz a mis niños, se aprovecha de ellos nomás porque los ve medios pendejos”. Ambos, la diputada y Lomelí, sellaron la ocurrencia del asesor estallando en una carcajada propia de aquellos que saben las cosas sin remedio. Y es que no es un asunto menor, la mayoría de los integrantes de la bancada del PRI en la XXXI Legislatura son parte del grupo político que encabeza el gobernador Roberto Sandoval y comparten con él muchas de sus limitaciones y vicios, como por ejemplo, la adicción a los reflectores y a las poses, aun cuando carezcan de dotes intelectuales que les permitan debatir y representar dignamente a sus distritos. Quizá los actuales diputados recuerden el ejemplo de su patrón, cuando éste fue integrante de la XXVIII Legislatura, entre 2005 y 2008. En aquel trienio, quien representó al 3er distrito electoral, se distinguió por llevar eventos de luchas libres a las colonias de Tepic como estrategia para posicionarse con miras a la alcaldía de Tepic, no faltaba a cuanto evento lo invitaran, aunque su participación en el congreso siempre fue mediocre y gris, votando a favor indistintamente de las iniciativas de Ney González para solicitar deuda pública, una deuda de la que el actual titular del ejecutivo se dice víctima.

Dicho lo anterior, la mediocridad del diputado presidente, Jorge Humberto Segura no es de extrañar. En lo que va de instalada la presente legislatura, Jorge Segura se ha ganado su lugar en la historia como el líder del congreso más gris de cuantos han tenido ese honor. Imposible narrar esto, sin recordar al diputado Jacobo Cambero quien se ganó el mote de “diputado Armagedón” por haber hecho el intento de interpretar una iniciativa que alguien más le redactó y que seguramente no había leído antes de subir a la tribuna. También está el joven diputado Héctor Santana, quien se ha convertido en la musa favorita de los analistas políticos que todos los días destruyen honras en las redes. Corre el rumor en Bahía de Banderas de que el diputado Santana, para poder asegurar la elección, buscó una alianza con miembros de la oposición, a quienes propuso el voto diferenciado: es decir, le pediría a su gente de mayor confianza que votaran por él para diputado, pero que al mismo tiempo cruzaran las boletas por Héctor Paniagua y por los candidatos a regidores del PRD y el PAN. Me lo platica un ex funcionario del ayuntamiento, que supo de primera mano que el actual presidente municipal, José Gómez y el rector de la UT en aquel municipio, Omar Reynozo, se dieron cuenta del acuerdo secreto de Santana con la oposición y esperan con ansias cuando Santana comience su proselitismo en pos de la alcaldía de Bahía de Banderas en 2017. Por cierto, a pesar de la voz bien templada del diputado, sus intervenciones en tribuna, hasta ahora, no han hecho más que evidenciarlo. “Puras babosadas dice ese muchacho”, exclamó en voz media un reportero que se encontraba a pocos metros de donde me ubiqué para ver la sesión de este martes 14 de octubre, mientras el diputado bajaba de tribuna con una sonrisa de satisfacción, propia de aquellos que se piensan genios sin ver que han hecho el papel de bufones.

Caso contrario, por ejemplo, del diputado del PRD, Luis Manuel Hernández Escobedo, quien al usar la tribuna, también evidencia, pero su amplio conocimiento de los temas que aborda. Hernández Escobedo, es asiduo al debate y en cada participación, mata con argumentos los pobres discursos de algunos diputados priístas.

Me llamó la atención también el mote con el que se le conoce a Pavel Jarero, diputado perredista al que llaman “Noroñita” en alusión a Gerardo Fernández Noroña, el polémico ex diputado federal que no cesaba de abordar la tribuna de la cámara de diputados y lanzar acusaciones radicales contra sus opositores políticos, aunque en honor a la verdad, casi siempre con argumentos. El mote se lo endilgaron al ex alcalde de Santiago, no por la capacidad de esgrimir argumentos que caracteriza a Fernández Noroña sino por compartir con el petista, el extremado protagonismo que raya en lo ridículo, por ser innecesario.

Finalizo, con una estampa que me llamó la atención: una diputada saludando de mano a cada uno de los asistentes, un gesto de sencillez que es digno de mencionarse. La diputada panista, compensa su limitada capacidad, con constantes muestras de sencillez y de su buen corazón.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina