Tepic, Nayarit, sábado 06 de junio de 2020

El desarrollo cultural

Marco Vinicio Jaime

17 de octubre de 2013

(Primera parte)

Los grandes males sociales de nuestro tiempo, se agudizan a la par de un notable descenso de practicidad para hacerles frente por vía de los mejores conductos, entre los cuales se encuentran sin duda la sensibilización estética y desarrollo del pensamiento que facilitan a su vez el arte y la cultura.

De conformidad, minimizar la valía que comporta la formación artística de una sociedad para dar paso en cambio a una visión superficial de mera rentabilidad política, conlleva a múltiples efectos desfavorables, camino directo a la precipitación y ruina en sentido moral, físico, mental y hasta espiritual.

Así, en el decrecimiento intelectual -no pocas veces alentado por propias necedades  absolutistas y hasta oficialistas-, la insensibilidad mayoritaria viene a erigirse en el principal obstáculo para la regeneración del tejido social, tantas ocasiones propugnado como base elemental para una mejor convivencia en sociedad, en términos de respeto, corresponsabilidad, honestidad y de legalidad, pero depuesto finalmente por la anteposición de intereses particulares, atentatorios del bienestar general. No obstante, si no se empieza con lo mínimo, es decir, con la imprescindible mediación entre lo que quiere y verdaderamente necesita la gente, difícilmente, si no es que imposible, será el transitar a lo mucho, más allá de un solo discurso y su correspondiente impacto mediático.

Teniendo de referente elemental lo anterior, diversas voces representativas del sector artístico y cultural, educativo y de los medios de comunicación de la Entidad, manifestaron los últimos días su preocupación por el que, según perciben, se esté dejando de lado precisamente la importancia de enriquecer el arte y la cultura, la educación -a través de medidas de fondo- y la libertad de expresión, con acciones que no dejan de constituir mermas y limitantes considerables en términos de respaldo oficial en contra, tan solo en el primero de los campos, de los propios creadores, nuevos y con trayectoria.    

En reunión especial de trabajo con la Unión de Columnistas y Articulistas de Nayarit (UCAN), en el marco de su vertiente "En la cultura; la voz del pueblo", la destacada pintora y muralista Lorena Ruiz Macedo, abrió el encuentro y dijo observar un entorno completamente gris sin la menor disposición -hasta ahora-  de generar las condiciones propicias para impulsar el muralismo y la pintura, y en consecuencia no ha habido más opción que el de "trabajar con sus propios medios frente a la indiferencia oficial". De tal suerte que agregó no esperar nada bueno en la continuidad de una política "de puertas cerradas" que sin lugar a dudas no es en lo absoluto el arte ni la cultura su prioridad.

En consonancia, el joven pintor, Pedro Ca, hijo del connotado artista plástico, Pedro Cassant, coincidió plenamente sin más preámbulo con Ruiz Macedo, toda vez de afirmar que a falta de espacios, de estímulo a la creatividad artística y de un diagnóstico fidedigno del sector que permita conjuntar esfuerzos con los propios artistas, dedicarse a esta labor en Nayarit, es un verdadero reto, en virtud de que en la indiferencia oficial, que se contagia a la sociedad, únicamente quien tiene la vocación pervive.

Por su parte, el experimentado artista plástico Juan Lamas, lamentó de igual manera la falta de espacios a favor de un pleno ejercicio de exposición de su obra y la del resto de sus homólogos, aunado al desinterés de una gran mayoría de la gente por la plástica nayarita, a lo que añadió que si bien siempre ha tratado de crear en un marco de desenvolvimiento autónomo, no estaría demás la instrumentación de estrategias precisas para despertar en la ciudadanía la motivación requerida que le permita acceder a nuevos estadios de comprensión racional por medio de la obra de los pintores y muralistas de la localidad. Pero se requiere voluntad.

Asimismo, el escultor y artesano Antonio Vargas, se dijo sumamente preocupado por el desplazamiento y relego de la artesanía local frente a la apertura total a la importación de productos de origen chino, lo que ha ocasionado un fuerte impacto negativo a su economía: el que los artesanos nayaritas "vivan prácticamente al día". "Por ejemplo -expresó- ya no nos compran nuestros caballitos, puesto que prefieren los que nos copian y vienen de China."

En su oportunidad, el reconocido poeta, dramaturgo y escritor, Octavio Campa Bonilla, cuestionó que en efecto, en materia artístico-cultural las políticas oficiales se han quedado "cortas". "Porque hasta estos momentos -aseveró el bardo- simplementente ¡no hay nada!, ¡porque no se ha hecho nada! Está claro: 'al gobierno lo que menos interesa es el arte y la cultura, de ahí que los que somos creadores debemos de hacer lo que siempre hemos hecho: "arte y fortalecer la cultura, sin depender del gobierno" '."

Por consiguiente, la demanda de pintores, muralistas, artesanos, escultores, poetas, dramaturgos y escritores nayaritas en esta ocasión fue: es tiempo ya de instrumentar un verdadero plan rector que atienda, no niegue ni reprima, las marcadas carencias habidas en el sector, recurriendo directamente a los protagonistas de dicha realidad,  y en lo sucesivo definir el rumbo a seguir, en la coparticipación, en la integración y compromiso con visión responsable para el corto, mediano y largo plazo. ¿Se podrá alcanzar la meta?

Continuará...

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina